AccionesSolidarias

Creemos firmemente que el hambre y la injusticia tienen diferentes modos de manifestarse y por eso nuestro tercer objetivo es: Ser solidarios y solidarias con personas, grupos y comunidades que trabajen por hacer de este mundo uno mejor. Somos parte de redes internacionales y nacionales como: Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad para América Latina y el Caribe Monseñor Romero, mejor conocido como el SICSAL, Movimiento Continental de Cristianos por la Paz con Justicia y Dignidad, Comité de Solidaridad con el Pueblo de Haití, Coalición Contra la Pena de Muerte y el Jardín de las Siempre Viv@s.  Además hemos participado en actividades de apoyo y búsqueda de justicia social y derechos humanos como la lucha por la paz del pueblo de Vieques, a favor de la paz y contra el militarismo, por los derechos de la mujer y otras causas que buscan construir una mejor sociedad. _______________________________________________________________________________________

                         Comité de Solidaridad con el pueblo de Haití                          

PMB 344 P.O. Box 4956, Caguas, P.R. 00726-4956
Tels. (787) 349-6217, (787) 374-8348
Correo electrónico: haitipuertorico@gmail.com


Si deseas hacer tu aportación al Comité puedes enviar tu donativo a la siguiente dirección:
PMB 344 PO Box 4956
Caguas, Puerto Rico 00726-4956

o haciendo un depósito a la cuenta de Scotiabank
2417140247

CONOZCA AL COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO DE HAITÍ

En 2004 en ocasión de cumplirse 200 años de la independencia de Haití, un grupo de puertorriqueño/as y miembros de la comunidad haitiana residente en Puerto Rico nos constituimos en el Comité de Solidaridad con el Pueblo de Haití. Nuestro objetivo principal es traer a la atención de la comunidad boricua la realidad haitiana, su historia, sus aportaciones a las luchas libertarias del Caribe y la alegría de su gente ante la adversidad. Además, por la necesidad de que sintamos la empatía hacia este pueblo hermano, le tratemos como parte del entorno caribeño y antillano y le brindemos nuestra solidaridad.

Durante estos años hemos desarrollado varias actividades para ofrecer información y divulgación sobre aspectos importantes de la realidad haitiana, la represión que ha recibido este pueblo de regimenes dictatoriales y las dificultades confrontadas para conseguir un buen gobierno que responda realmente a las necesidades de su gente. Debido a las múltiples tragedias que han ocurrido en Haití en los últimos años, como lo fue el terremoto del pasado 12 de enero, el Comité se ha comprometido además a apoyar proyectos humanitarios y de autogestión en este hermano pueblo.
Con el ánimo de posibilitar un nuevo espacio escolar para las niñas y niños de Leogane, lugar donde tuvo lugar el epicentro del terremoto del 12 de enero de 2010 y que ubica a hora y media de Puerto Príncipe, un grupo de boricuas junto con un grupo de hermanas y hermanos haitianos construiremos una escuela elemental, bajo la dirección del Comité de Solidaridad con el Pueblo de Haití. El trabajo estará inspirado en un diseño producido por el reconocido arquitecto Edwin Quiles, quien cuenta con una amplia trayectoria en proyectos de gran impacto comunitario.

La construcción de la escuela responde a un diseño eco-amigable y tendrá capacidad para al menos 300 estudiantes. Contará con ocho salones, además de un amplio patio para la diversión y socialización de las niñas y niños, comedor, cocina, baños, una oficina administrativa y un huerto orgánico que se espera sea atendido por la población estudiantil, como parte de su proceso educativo.

La escuela será viable gracias a las aportaciones de puertorriqueñas y puertorriqueños, de entidades como la Liga de Cooperativas, la Diócesis de la Iglesia Católica en Caguas, del Colegio Lourdes y Pro Misiones Sor Ileana, entre otras. Aunque el proyecto no es ostentoso, requiere una inversión de aproximadamente $200,000, los cuales estamos recaudando mediante acercamientos a mujeres y hombres de buena voluntad, sensibles a la situación haitiana.

Una avanzada de tres personas, salió hacia Haití el pasado 6 de octubre para iniciar las compras de los materiales de construcción, la contratación de mano de obra haitiana y establecer el campamento en el terreno donde se levantará el plantel y vivirá el grupo boricua que hará trabajo voluntario. Se espera que cada grupo sea relevado por otro hasta terminar la construcción.

El Comité quiere enfatizar en la necesidad de conseguir personas diestras y experimentadas en la construcción para que los trabajos se lleven a cabo como se han planificado. Hacemos un llamado para que se pongan en contacto con el Comité, se unan a la Brigada y nos ayuden a entregarle a las niñas y niños haitianos un espacio digno para el aprendizaje.

El tiempo estimado para terminar el proyecto educativo es de seis meses. Las Hermanas de Santa Teresita del Niño Jesús, una orden religiosa nativa de Haití, tendrán a su cargo la dirección del plantel, como ocurría con la anterior escuela. Ellas también son las responsables del hospital Sigueneau.

Las personas interesadas en cooperar con la escuela a través de trabajo diestro en construcción, albañilería y otras áreas relacionadas, pueden comunicarse con el Comité.


______________________________________________________________________________________

SICSAL    <--enlace                                                                

Es una red mundial Cristiana Ecuménica de solidaridad con los pueblos empobrecidos. Es una articulación, de comités, organizaciones, grupos y personas comprometidos en la promoción de la solidaridad desde la fe cristiana, la justicia y la verdad como servicio y acompañamiento a la causa de la liberación. REDES es miembro activo de la Red. El SICSAL, fundado en 1980 en respuesta al reto de la presencia de los cristianos y cristianas en las luchas populares de América Central bajo la inspiración de Mons. Romero, signo de todos aquellos hombres y mujeres que dieron su vida por la fidelidad al Evangelio en favor de la opción por los pobres y necesitados.

                                                                                   

______________________________________________________________________________________

Coalición Puertorriqueña Contra la Pena de Muerte

Uno de los temas más importantes sobre derechos humanos que se ha desatado en Puerto Rico en los últimos años es el relacionado con la aplicación de la pena de muerte en Puerto Rico por parte del Tribunal Federal de Estados Unidos. A pesar de que en Puerto Rico la última ejecución se realizó en 1927, y que esta práctica se abolió permanentemente en 1929 y que nuestra Constitución de 1952 la prohíbe expresamente, los puertorriqueños y puertorriqueñas continúan sujetos a juicios con esta pena en el Tribunal Federal. Igualmente se ha llevado a los tribunales casos sobre extradiciones de puertorriqueños a estados de los Estados Unidos donde podrían enfrentar la pena de muerte. La Coalición Puertorriqueña contra la Pena de Muerte se formó a principios de 2005 con el propósito de aunar esfuerzos entre las diversas organizaciones y activistas abolicionistas en Puerto Rico. La CPCPM ha organizado una diversidad de actividades movidas todas por el interés de trabajar conjuntamente en oposición a la pena de muerte en y fuera de Puerto Rico. La CPCPM se compone de un amplio espectro de organizaciones profesionales, sindicales, religiosas entre estas REDES de la Diócesis de Caguas, cívicas, políticas y estudiantiles, así como personas en su carácter individual. Coalición Contra la Pena de Muerte Uno de los temas más importantes sobre derechos humanos que se ha desatado en Puerto Rico en los últimos años es el relacionado con la aplicación de la pena de muerte en Puerto Rico por parte del Tribunal Federal de Estados Unidos. A pesar de que en Puerto Rico la última ejecución se realizó en 1927, y que esta práctica se abolió permanentemente en 1929 y que nuestra Constitución de 1952 la prohíbe expresamente, los puertorriqueños y puertorriqueñas continúan sujetos a juicios con esta pena en el Tribunal Federal. Igualmente se ha llevado a los tribunales casos sobre extradiciones de puertorriqueños a estados de los Estados Unidos donde podrían enfrentar la pena de muerte. La Coalición Puertorriqueña contra la Pena de Muerte se formó a principios de 2005 con el propósito de aunar esfuerzos entre las diversas organizaciones y activistas abolicionistas en Puerto Rico. La CPCPM ha organizado una diversidad de actividades movidas todas por el interés de trabajar conjuntamente en oposición a la pena de muerte en y fuera de Puerto Rico. La CPCPM se compone de un amplio espectro de organizaciones profesionales, sindicales, religiosas entre estas REDES de la Diócesis de Caguas, cívicas, políticas y estudiantiles, así como personas en su carácter individual. 


______________________________________________________________________________________

Jardín de l@s siempre viva@s

El grupo cívico ambiental del cual REDES es parte, adoptó un tramo de tierra abandonado lo limpiamos y lo hemos reforestado con árboles en honor a un grupo de hermanos y hermanas. Es la manera sencilla y perpetua de rendirle reconocimiento a un grupo de puertorriqueños (as) y latinoamericanos (as) que aportaron en gran medida a la toma de conciencia del pueblo puertorriqueño. Allí hasta el presente hemos sembrado 23 árboles. Con este proyecto reafirmamos importantes valores de la sociedad: el respeto y recordación a los seres queridos ausentes, la expresión de vida de distintas formas, el cuidado y respeto a la naturaleza, en especial, a la flora nativa y en peligro de extinción, y la necesidad de reforestar. Esperamos que la iniciativa sirva de motivación a otras comunidades para adoptar terrenos y reverdecer a Puerto Rico. 


______________________________________________________________________________________

La lucha de Vieques

Durante más de 60 años la Marina de Guerra de los Estados Unidos realizó ejercicios militares en la isla de Vieques, Puerto Rico. Luego de la muerte del civil David Sanes, quien trabajaba en el Campo de Tiro como guardia de seguridad se acrecentó la lucha por la Paz en esa islita con el apoyo de grandes sectores en Puerto Rico y fuera de Puerto Rico, incluidos los sectores religiosos. La Diócesis Católica de Caguas se organizó y cientos de laicos, laicas, sacerdotes, religiosos y religiosas participaron activamente en esta lucha, incluyendo la desobediencia civil pacífica. Red de Esperanza y Solidaridad fue una de las organizaciones diocesanas que trabajó intensamente por lograr la Paz en Vieques. Algunos (as) de sus miembros fueron arrestados (as). La lucha de Vieques todavía continúa por la descontaminación, devolución y desarrollo sostenible.